Facebook: Los “Me gusta” revelan todos tus secretos

Algo tan inofensivo como el Me gusta de Facebook, puede revelar tus secretos más profundos sin que tú te des cuenta. Así lo demuestra un estudio de la Universidad de Cambridge, que a través de un modelo matemático puede deducir la orientación sexual, las tendencias políticas, su inteligencia, personalidad, su estado de ánimo, el consumo de drogas y las creencias religiosas de cualquier usuario de la red social.

Nuestra actividad diaria en las redes sociales brindan una gran cantidad de información sobre nuestra vida, gustos y actividades, incluso cuando estamos convencidos de que ocultamos bien esos datos. Muchos usuarios se preocupan por la privacidad de sus fotos, de sus videos o actualizaciones pero no tienen en cuenta el inofensivo botón Me gusta puede decir mucho de ellos.

Facebook los Me gusta revelan todos tus secretosUn grupo de especialistas de la Universidad de Cambridge desarrollaron un modelo matemático que permite conocer una enorme cantidad de datos a partir de nuestros gustos. Puede deducir con una precisión de casi el 90 por ciento si una persona es homosexual o heterosexual, si es de izquierda o de derecha, si es feliz, casado, hijo de padres separados e incluso, si consume drogas y si es adicto a ellas.

Cuando damos Me gusta a la foto de una celebridad, al video de nuestra serie preferida, al comentario de un amigo, al fans page de una marca o producto o a la cita de un escritor, estamos brindando más información de la que creemos.

El trabajo forma parte de una nueva disciplina llamada ciencia social computacional, que se dedica a extraer información personal de las redes sociales. Las estadísticas sobre las páginas web que visitamos, por ejemplo, permiten predecir nuestra edad, sexo y hasta el nivel educativo o profesión. También se puede conocer información personal a partir de la música que escuchamos, del lenguaje que usamos en Twitter o de la lista de amigos en Facebook.

Recuerda que Graph Search, el nuevo buscador de la red social puede convertirse en un verdadero peligro para tu privacidad.

Vía: El País