Fotos de comida en Instagram provoca empachos y rechazo a los alimentos

Las cámaras de los celulares e Internet nos permiten compartir cada detalle de nuestras vidas con un solo clic, en cuestión de segundos. Sin embargo, la comida y las mascotas son las que más espacio acaparan en todas las redes sociales. Mientras YouTube documenta lo divertido que puede ser vivir con un gato, Instagram nos muestra tantos platos que puede llegar a empacharnos.

El almuerzo, la cena y los tragos dejaron de ser una reunión familiar y de amigos para convertirse en un evento público y masivo. Los usuarios de Instagram, por ejemplo, muestran con orgullo cada plato que comen, el postre especial que disfrutan un viernes a la noche o el resultado de una receta familiar que acaban de preparar. Lo que parece una inocente costumbre puede tener consecuencias negativas en la salud de sus seguidores.

ver-comida-en-instagra-provoca-rechazo-a-los-alimentos

Quizás suene exagerado, pero un estudio de la Brigham Young University’s School of Management, comprobó que ver fotos de comida en Instagram puede provocar rechazo hacia esos alimentos. Los especialistas pidieron a más de 200 estudiantes que evaluaran imágenes de algunas comidas, algunas dulces y otras saladas. Luego, les dieron maníes. Quienes vieron fotos de productos salados o frutos secos mostraron mayor rechazo por el pequeño snack.

En el estudio, los investigadores de la universidad defienden la teoría de que uno se puede cansar de un sabor sin haberlo probado: “Sentí cómo me dolía el estómago tras ver muchas fotos de comida dulce”, dice Jeff Larsen, uno de los coautores del informe. A pesar de ello, yo agregaría que las imágenes de comida de Instagram y otras redes sociales también pueden abrirte el apetito y hasta provocar ciertos antojos… después de todo, ¿quién no ha querido una porción de ese helado que nuestros amigos disfrutan a kilómetros de nuestra casa?

Vía: TicBeat