Hackers demuestran que no se puede creer en todo lo que Twitter dice

El domingo pasado, en Estados Unidos se conmemoró una fecha dolorosa. Era el decimo aniversario de los ataques a las Torres Gemelas y el comienzo de un sentimiento de temor, que ahora es constante en los norteamericanos.

El miedo, obviamente, crece cada 11 de septiembre, ante la amenaza que los terroristas repitan los atentados y justamente se creó una ola de terror, ya que el Twtter de la cadena noticia NBC fue hackeado y se publicaron mensajes informando sobre un atentado.

Los tweets, hablaban de un nuevo ataque terrorista la zona cero, como se conoce ahora al lugar donde estaba ubicado el World Trade Center, perpetrado utilizando un avión comercial, tal como pasó hace diez años.

Al final, se logró deshabilitar la cuenta de la cadena noticiosa, la que además informaba por TV que nada de eso era cierto. El “hackeo”, se lo atribuyó el grupo “The Script Kiddies”, que hace un tiempo atrás secuestro la cuenta de la ABC, anunciando la muerte del Presidente Obama.

Claramente una horrible broma de pésimo gusto, pero que nos deja una enseñanza importante. Por más que Twitter se haya convertido en una importante fuente de información, no es la única y tampoco 100% confiable, por lo que es necesario verificar lo que leemos en un tweet, antes de darlo por cierto.