Instagram sobrecargado o cuando los filtros arruinan tus fotos

La red social de imágenes conquistó al mundo de la mano de sus característicos filtros vintage, que hicieron que el mundo se viera amarillo. Sin embargo, y aunque suene difícil de creer, los filtros no siempre quedan bien en tus fotos y hasta pueden arruinarlas. A la hora de editar tus imágenes, evita sobrecargarlas de colores y efectos o te transformarás en una nueva víctima de la popular aplicación.

La aplicación para móviles nos permitió editar de manera rápida y muy simplemente todas las fotos que tomemos con nuestro celular. Su característica más destacable son los filtros que le dan ese aire vintage a nuestras imágenes. Sin embargo, algunos usuarios no saben cuándo deternerse y aplican demasiados efectos, provocando que la imagen pierda muchos detalles y todo el sentido.

instagram-demasiado-filtros

¿Cómo puedes evitarlo? Algunos pequeños tips te ayudarán a reconocer una foto sobrecargada de efectos y podrás evitar que tus contactos se preocupen por tu salud ocular. Si tu piel, o la de tus amigos, se torna amarilla; si los halos de luz se convierten en extrañas figuras o el hermoso paisaje que deseas mostrar pierde todo su color y recuerda a una película de terror,… quita el filtro.

Si aparece un aura alrededor de las personas o si sus rasgos faciales son inexistentes, quita el filtro. El objetivo de los efectos es mejorar la imagen y no transformarla al punto de que sea incomprensible. Tenlo en cuenta a la hora de editar las fotos y recuerda que muchas veces, menos es más. Si eres usuarios de Instagram, puedes ver nuestra Guía para usar Instagram y no matar de aburrimiento a tus seguidores o nuestro artículo sobre cómo Grabar videos, editarlos y agregarles filtros.