Tips: Cómo evitar que Facebook te meta en problemas

Las redes sociales pueden convertirse en un verdadero problema. No hace falta que nadie hackee tu cuenta para que esto suceda, basta con toda la información que tú mismo expones en los distintos perfiles. Despidos, divorcios, infidelidades, robos, bullying, discusiones con tus padres, profesores o amigos, todo eso puede ser a causa de lo que publicas en Facebook o Twitter. Para que evites estos dolores de cabeza, te dejamos algunos consejos simples pero muy efectivos.

Cómo-evitar-que-facebook-arruine-tu-vida

En muchísimos oportunidades te hemos contado los problemas ocasionados por Facebook, que es sólo una de las redes sociales que utiliza la mayoría de las personas. El propio sistema judicial lo utiliza en juicios por divorcios y los especialistas aseguran que tener a tus profesores o padres como amigos provoca estrés. No hay dudas sobre el daño que pueden provocar tus acciones en la web si no tomas algunas precauciones.

  • Mantén lejos a tus exparejas: una foto vieja puede provocarte un sinfín de problemas con tu pareja actual. Lo más sano es eliminar las fotos y comentarios de esa persona que ya no está más en tu vida. El 95 por ciento de los usuarios de Facebook buscaron información sobre sus antiguos novios en la red. Para saber más sobre el tema, puedes consultar nuestro artículo Cómo superar una ruptura sin volverse loco.
  • Tu contraseña es sólo tuya: es una regla muy difícil de seguir, porque casi no existen personas que no exijan acceso absoluto a los perfiles de su pareja. Juega limpio y evitarás muchas peleas, no ocultes fotos ni amistades a tu novio/a. Si diste tu contraseña, recuerda cambiarla cuando la relación termine o podrías tener mucho y muy grandes problemas si tu ex controla tu perfil.
  • Separa lo personal de lo profesional: Las redes sociales pueden poner en riesgo tu puesto de trabajo o jugar en tu contra si estás buscando un nuevo empleo. Si tu jefe o posible empleador es uno de tus contactos y no quieres dar una mala impresión, no escribas ni publiques nada fuera de lugar. Lo más sencillo es no tenerlos como amigos en la red social o bien, controlar quién puede ver lo que publicas en Facebook. Además, recuerda que Facebook y otras redes sociales muestran el día y hora de la cada publicación; si subes fotos mientras deberías estar trabajando o estudiando, podrías meterte en serios problemas.
  • Ten cuidado con tus comentarios: No son pocas las personas despedidas por quejarse de sus trabajos en Facebook o Twitter, como tampoco los que tuvieron problemas al hablar mal de sus parejas o familiares. También son muchos quienes debieron dar explicaciones por publicaciones que hicieron sus amigos; si sales de fiesta, explícales que las fotos y comentarios deben ser privados y controla tus etiquetas.

Usa el sentido común y evitarás muchísimos problemas.